miércoles, octubre 19, 2005

Siempre me pareció curioso que el íntimo nacimiento personal no sea más que otro de los tantos recuerdos heredados; al igual que la juventud de los padres, los colorados y los azules, la segunda guerra mundial, Napoleón, la Divina Comedia, el cerco de Numancia, la dinastía Zhou, la revolución neolítica, el Homo Erectus, Pangea, el Big-Bang.

8 Comments:

Blogger Pablo dijo...

Yo siempre tuve la idea de ciertas imagenes mias, de pibe muy flasheras. Eran raras por que parecen como cuadros viejos. Y no siempre me son claras.

2:37 p. m.  
Blogger Caudor dijo...

Eso es lo curioso, no? Uno siente su propio yo de forma tan fuerte e inmediata; y sin embargo, se fue construyendo de a poco. Y nuestros primeros momentos ni siquiera son nuestros.
Pd: Ahora que lo veo "tang" y "bang" que feo, no? Y todo por querer evitar "Ming".

5:29 p. m.  
Blogger MALiZiA dijo...

Bueno, bueno ahora soy yo la que te visita ...
Siempre pienso que el poder de recordar es lo que hace, de alguna forma, inmortal al hombre.
Es lo que queda después de su muerte, al final nuestra vida está hecha de una sucesión de recuerdos...

3:12 p. m.  
Blogger Caudor dijo...

Es verdad, despues de la muerte queda el recuerdo; pero también ese recuerdo muere. Yo personalmente no creo en ninguna inmortalidad; ni siquiera la de la memoria. En rigor, el recuerdo de Platón no es menos efímero que Platón. Pero no lo digo con cinismo; la vida es pura inmanencia; y ese es su sentido o su posibilidad de sentido.

11:16 a. m.  
Anonymous Bestiaria dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

2:55 p. m.  
Blogger Ulma dijo...

Pensar que uno se acuerda de todas esas cosas y a veces tiene que escribirse la mano con marcador indeleble para no olvidarse de comprar la comida de los gatos. O dejarse un mensaje en el contestador para recordar que debe devolver un video. O pegar un cartelito en la puerta, del lado de adentro, para no dejarse esa bolsa con cosas que tanto necesitará durante el día.
La cotidianeidad, a veces, es irretenible.

1:11 a. m.  
Blogger clitemnestra toma mate dijo...

y si en verdad uno naciera ya con 5 años?
Qué constancia tenemos de haber sido bebes, de nosotros mismos haber gateado y amamantado leche tibia?
Si los recuerdos que yo tengo, y digo tener mi primer recuerdo a los dos años cuando dejé mi chupete en el balneario atlántico, fueran una reconstrucción de relatos de papá y mamá?
Si, que necemos bebes, nacemos. La vi a mi hermana de 2 días chiquita y sin poder abrir los ojos.
Pero no puedo creer que yo haya sido así.

3:29 p. m.  
Blogger Caudor dijo...

Ulma:
Tengo en mi memoria la nómina completa de mis compañeros de primaria y ayer no me salió el nombre de uno de mis pintores preferidos.
Clitemnestra:
¿Uno es la suma de sus recuerdos personales o la continuidad de su cuerpo?

3:33 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home