lunes, marzo 13, 2006

Bueno, he vuelto.
Todavía desconozco las razones ciertas de mi ausencia; aunque creo que algo tuvo que ver, una extemporánea depresión que me abatiera. Sin embargo, como hasta ahora he evitado el hondo examen revelador, no sé si adjudicarle a ella mi ausencia o mi regreso.
Las hipótesis son las siguientes:
a) Al iniciar mis vacaciones, la depresión me hundió en una afligida melancolía que me impidió escribir por completo y recién ahora logré salir, poseso de un furioso entusiasmo creativo.
b) Al iniciar mis vacaciones, me poseyó una entusiasta furia creadora que se transfiguró en incansables y multiformes textos que no me dejaron tiempo para el blog, pero que al cabo, me agotaron y me hundieron en una melancólica aflicción.

El íntimo cuerno del dilema sería ¿estoy ahora deprimido o lo estuve antes? y ¿vuelvo porque ya no tengo nada qué decir, o justamente al revés?
Que tu ánimo, pesimista u optimista; o tu severo o indulgente juicio sobre mis textos, lector, lo decidan.

7 Comments:

Blogger tAmU dijo...

la b!!
abrazo!

5:28 p. m.  
Blogger Bestiaria dijo...

Me alegra su vuelta. Cuando Ud postea soy un poco más feliz.

7:42 p. m.  
Anonymous lali dijo...

no se vaya mas

11:06 p. m.  
Blogger Gabrielus dijo...

Yo no quiero hacerme el inteligente ni mucho menos.
Solo opino en función del sentido común. Creo que la depresión, si no es enfermedad, es pasajera y común en toda persona, así como los momentos felices.
Creo que hay que aceptar esas reglas de juego que nos impone la vida y aprender a manejarlas.
Lo bueno de todo es que siempre hay personas con quienes compartir, tanto alegrías como bajones, y más aún por este medio.
Cuando estés caído, postea lo que sientas y verás que alguna palabra puede caerte justo para salir del pozo.
Un abrazo y gracias por linkearme. Ya hice lo mismo.

9:24 p. m.  
Blogger Tideida dijo...

Pero che, ¡qué berberidad! ¡Al fin de vuelta! Cuando ya había dado todo por perdido... una grata sorpresa.

10:01 a. m.  
Blogger Caudor dijo...

Gracias. Muchas gracias a todos.

7:30 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ahora es cuando golpeteamos las manos desaforadamente y luego nos abrazamos. Muerte.

12:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home