martes, marzo 21, 2006

Me conmueve la perfecta abnegación de los equipos de audio y video que, con igual mansedumbre, hospedan Preludio a la siesta de un fauno y el monomaníaco compás de la cumbia, a Orson Welles y a Jorge Polaco.

6 Comments:

Blogger Niño Pol dijo...

Dudo que un Bang & Olufsen reproduzca Zayana o Corré Guachín. Aunque todo puede ser.

10:02 a. m.  
Blogger Pablo dijo...

imagino que la culpa no es del equipo de musica. Sino de quien se dispone a darle un mal uso. Y mesclar lo que no se puede. POr cierto, hacia tiempo que esperaba volver a leer algo tuyo. Suerte

4:40 p. m.  
Blogger Gabrielus dijo...

Ya quisiera ser como un equipo de audio cuando tengo que soportar esos insólitos contrastes...

9:41 p. m.  
Blogger Bestiaria dijo...

Perfecto.

12:59 p. m.  
Blogger MALiZiA dijo...

Debo reconocerlo, ya había perdido las esperanzas de que volviera, y había dejado de pasar por aquí, pero de pronto encuentro su post en mi blog, y me dije: ¡entonces está vivo!
Mi conclusión fue acertada, aquí lo encuentro. Me alegro de su retorno, y de su visita.
Y con este post, demuestra que volvió con su luminosidad habitual.
Besos,

9:57 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Donde leí esto antes yo?

12:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home