jueves, abril 19, 2007

No intentó escribir una novela ni descifrar una fórmula célebremente fracasada. Tampoco intentó el largo y penoso ejercicio de conquistar el Everest, anular el hambre en África o acumular un imperio de petróleo; a su impaciencia por asesinarse le bastó un flojo argumento ad hoc.
Satheeswaran, un estudiante indio de 19 años se suicidó luego de que sus 144 abdominales no fueran registradas en el Guinness Book of World Records.

(También los que escribieron novelas y descifraron fórmulas, los que pisaron la cima del Everest, ayudaron a África y crearon imperios murieron. La muerte aniquila incluso al tiempo. En algún momento -en un no-momento- el ayer también dejará de existir y todo será pura y perfecta nada -de la que nada sale, ni saldrá, ni habrá salido.)

7 Comments:

Blogger el señor de las manzanas dijo...

buenas...
parece que ha vuelto a las andadas (yo no le comento mucho pero lo leo, le aviso). esto suena a propaganda barata pero no lo es. el mismo jueves que usted escribió esto, en mi blog se hablaba de lo mismo. se trata de una fáquin coincidencia de proporciones titánicas? bueno, tal vez me excedí.
su blog me gusta.
ahí se ven!

4:11 p. m.  
Blogger Caudor dijo...

Es imposible que no exista niguna relación entre dos cosas, señor de las manzanas. De ahí en más, todo es retórica.
Muchs gracias por el comentario.

1:00 p. m.  
Blogger Ashberry dijo...

Che, son para tanto 144 abdominales? No entiendo, me imagino que habrá en India una escena fetichista de los abdominales... este muchacho podría haber tenido el mundo a sus pies.

10:49 p. m.  
Blogger Minerva dijo...

Es obvio que yo jamás podré hacer ni siquiera veinte abdominales, pero, ¿son tantas 144? Alguien le tendría que haber avisado al pobre muchacho que si quería aparecer en el Guinness tendría que haber cocinado una tarta gigante o algo por el estilo...

10:30 a. m.  
Blogger Trisha dijo...

pues ese tipo estaba loco, que ganaba con estar en esos records, cuando mucho una mencion en tv, y luego? nada.

11:41 p. m.  
OpenID amaliovilla.com dijo...

¿morir por una tontería
es más noble acaso sacrificarse por el bien común?

¿despojarse del yo?

si un gramo de voluntad nos queda incluso para decidir nuestro fin, ¿deberemos buscar grandes hazañas?

¿o bastará (como espero) encontrar una mosca en la sopa, ver la indiferencia en los ojos del almacenero, o descubrir que nuestras medias no son pares?

1:39 a. m.  
Blogger F ! X dijo...

che, el 4 de septiembre, festejas el dia de la historieta?

8:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home